11 de abril de 2008

Once de Abril

Bueno no se me ocurrió, algo más original para titular esta entrada que la fecha de hoy; contarles que después de mucho pero mucho tiempo para ser mas exacta desde el año 2006 que terminé la Universidad, que no salía a caminar con mi amiga Regina Rojas, pues bien hoy lo hicimos, pudimos compartir un grato momento juntas, riéndonos, hablando, comiendo y recordando varias cosas; ella aún no ha recibido a Cristo en su corazón y lleva un "cristianismo a su modo" como ella me dice.
Sin embargo para mí ello no ha sido impedimento para que nuestra amistad se mantenga, sabe que la estimo mucho y hoy pase un buen tiempo con ella, caminamos más de 50 cuadras, creo que 50 cuadras son un bloque, de cuatro bloques que caminamos, no me pregunten como están mis pies, pero valio la pena.

Es bueno saber que Dios te da amigos con quienes tu puedes compartir. Hoy agradesco a Dios por este día que me permitio vivir porque se que en cada día hay un propósito y hay que vivirlo para el Señor en todo lo que hagamos, porque aún en las cosas que parecen pequeñas, aún en esos detalles podemos ver el Gran amor de Dios, sobre nuestras vidas. Quiero agradecer también a Reggi por compartir conmigo este tiempo y su amistad, a pesar de que me digas nunca voy a cambiar Reggi yo te seguire diciendo que es cierto, nunca lo harás, porque sera Dios quien te cambie jejeje.

Finalmente les quiero dejar con una fotito tomada por Reggi asuuu toda una comunicadora, ella me la puso en mi memoria USB y es de su último viaje a Chancay y pese a que la tomo en movimiento mientras viajaba en el bus, la foto salió muy buena, la imagen es del Sunset (Aprecia este detalle de Dios, para este día, viene a mi mente la canción de Danilo "He aprendido a verte en los detalles...")
Gracias Reggi.

2 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Así es, la amistad es un tesoro, y quien lo halla es realmente afortunado.

PAFIO vuperiodista@gmail.com dijo...

Eso es cierto, que bendecidos somos de tener amigos. saludos