29 de junio de 2011

apenas una raíz

El caminar del Cristiano no es un camino fácil ni lleno de sólo caras felices, los valles de soledad como las lágrimas son parte también de este caminar, en ningún momento la biblia, es decir la palabra de Dios se contradice al respecto. Es por eso que hoy por hoy me resulta dificil y hasta grave afirmar que la vida cristiana es solo risas y risas y más risas nada de dolor, nada de sufrimiento y si pasas eso entonces estas en pecado, que todo es bendición y más bendición económica, social y de poder, haciendo una acotación a esto, recuerdo cuando un amigo de universidad una vez me dijo como hijos de Dios no podemos ir en sentados en la parte de atrás de una camioneta no! eso jamás, yo me quede sorprendida y sólo recorde que haría Jesús hoy por hoy en situaciones que nosotros vivimos, bien lo dice eclesiastés no hay nada nuevo bajo el sol y se que Jesús sabría que hacer.


Lamentablemente hay muchas sectas y religiones que han tragiversado la palabra y han aumentado o quitado a su modo para dar sólo un mensaje que les interesa y les permita ganar más adeptos y así más dinero, lamentablemente digo porque hoy me es triste y hasta dificil ver que se esta lucrando con la fe.


Sin embargo debo tener en cuenta algo que es importante y que es con lo que titulé este escrito, tú que lees esto y tal vez como todo cristiano estes pasando por un desierto o alguna prueba que parece difícil de lograr, por problemas, por situaciones, por peleas o hasta rencores, sólo te digo ten cuidado, es ahora cuanto más debes creer y agarrarte sólo de Dios ya que por gracia es que somos aceptados, pero nuestro Padre también nos advierte en Hebreos que apenas una raíz algo tan pequeñito como una raíz de amargura brote en nuestro corazón podemos dejar de alcanzar gracia ante él y lo que es peor hacer caer a demás personas y no sólo eso sino que eso nos puede dar pie a cosas mayores y peores.


Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

HB 12:15-16


La palabra suele ser un tanto dura muchas veces pero es verdad Dios nos advierte que son esos pequeños detalles los que pueden traer abajo muchas cosas y llegar a ser incluso cosas tan graves como un fornicario o profano, que por el deleite de un instante perdió todo y este ejemplo de Esaú es tan real para nuestras vidas hoy, sólo te digo ten cuidado no sea que descuides y pierdas esta salvación tan grande. Además una raíz es dificil verla desde fuera siempre esta debajo de la tierra, es decir dentro de tu corazón.



Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad,Y guíame en el camino eterno. Salmo 139:23-24


Esaú fue desechado, esa palabra tan triste es verdad fue desechado y aún no tuvo oportunidad para el arrepentimiento aunque la procuró con lágrimas, es triste pero es muchas veces la realidad que la iglesia vive hoy, ha dejado que muchas raices empiezen a crecer y a estorbar, es por eso que vemos líderes caidos, sin ganas de volver, rebaños sin Pastor, personas engañadas y movidas a conveniencia de intereses de un lado a otro.


Dios es claro y no te dice esto para condenarte en la situación que estes pasando hoy, sino para decirte levántate, vamos no permitas que las mentiras, no permitas que raíces de amargura se aniden en tu vida, vamos sigue la carrera sólo sirviéndole y rindiendote a él, autor y consumador de todo.


Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. HB 12:12-14