27 de agosto de 2009

Chachapoyas al encuentro con los jóvenes

En primer lugar quiero dar gracias a Dios por esta maravillosa oportunidad, de poder haber salido de mi territorio, para cruzar otro y conocer una realidad distinta a la mía, poder ser bendecida por su amor, a través de las personas que conoci en este viaje y con quienes tuve la oportunidad de compartir, agradecer tambien porque hubieron hermanos intercediendo para que este viaje sea una oportunidad de expansión del Reino de Dios.

A continuación, compartire algunas fotos de este agotador, pero a la vez muy gratificante viaje que me enseño y me sigue enseñando aún. Finalmente solo decirles que en las próximas entradas quiza todavia les siga compartiendo mas detalladamente sobre las experiencias que viví y que en su mayoría será dirigida a los jóvenes, así como los propósitos y nuevos objetivos que Dios a dado a mi vida, a través de este viaje, sólo lo he dejado en sus manos y valla que la obra siga y no se detenga ya que no es por nosotros, sino por su misericordia, Él se movía antes que yo naciera y seguirá moviendose, aún después de que me vaya, así que a ese buen Dios sea la Gloria.

2 comentarios:

Pat dijo...

Hola, hermana, paseando por tu blog siempre soy bendecida. Saludos, y que tengas un fin de semana bendecido. Te invité en face...

Patricia Fiorella dijo...

hola Pat tu tmb eres de mucha bendicion para mi vida y si ya te acepte en facebook saludos