11 de septiembre de 2008

Juan Manuel Vargas hasta el minuto 90

Wooo wooo emocionada sí hace mucho que ya no me sentaba con Papá a ver un partido de fútbol y es que para esta aficionada al fútbol número uno, sus ganas se le fueron ya hace 2 o 3 años atrás, antes de ello cada fin de semana era de ley sentarme a ver por horas partidos del campeonato local, torneos internacionales, programas dominicales de deportes o ir al estadio para los super clásicos acompañada de primos y tios jajaja si todos decían en la familia tú eres esa parte del hijo varón que quizo tener tu Papá, si era raro que la tradición futbolera de la familia la tuviera yo si yo una mujer jejejeje.

Bueno pero no es de eso lo que quería hablar hoy, ya que hoy quiero remontarme a años atrás incluso cuando trabaje de periodista deportiva y me tocó comentar partidos o simplemente escribir crónicas como esta que paso a detallar.

Vargas hasta el minuto 90
Se jugaban los descuentos y toda aquella ilusión parecía que acabaría en una lágrima que resbalaría por la mejía del hincha más sufrido y fiel que apostado al escalón de uno de los estadios más lindos del país veía ante sus ojos lo injusto de un posible triunfo argentino, como? se preguntaba, mientras los minutos crueles pasaban, no podía creer que tanta garra derrochada, tanto empuje, tanta valentía con la que hace mucho pero mucho tiempo no veía a su selección terminaría en una derrota.

Del otro lado un jóven peruano apellidado Vargas con la camiseta rojiblanca, reconocía en su interior que hasta que el árbitro no tocara el pitazo final, nada estaba terminado y es que cuando uno pone el empeño y las ganas, a pesar que los vientos sean contrarios, si aún hay un respiro no todo esta terminado.

El "Loquito" Vargas como suelen apodarlo lo compredió y desde el fondo de la cancha desde el lateral izquierdo partiendo de su área emprendió una corrida que emocinó a más de uno, a la mitad de la cancha algo rondaba en mi mente si no se rinde es gol y así lo fue, aquel muchacho pudo superar la marca de más de un jugador argentido que en vano quizo jalar la camiseta de aquel aguerrido "loquito" que entendió que un partido se juega hasta el último segundo.
Subió al borde del área y con un disparo razante logró desencajar al arquero argentino que ya veía superada su vaya y un atento Jhoan Fano sólo atino a tocarla para mandarla al fondo de la red..GOL GOL GOOOLLLL DE PERÚ si señores era Gol de Perú y el empate justo y merecido. Aquella lágrima del hincha logró rodar por esa mejilla pero no fue de derrota, sino con sabor a triunfo y una ilusión a cuestas.

Al igual que Vargas estamos en la carrera y mientras no se haya tocado el pitazo final tenemos que seguir con pie de lucha hasta dejar la última gota de sudor en la cancha, los gigantes estarán pero si comprendemos que se juega hasta el último segundo podremos gritar un GOL desde lo más profundo de nuestro corazón, y tú para que equipo juegas?

Crónica: Patricia Ventura
Foto: RPP

5 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Ey con esa descripciòn me hiciste ver el partido en mi mente!!!!

Patricia Fiorella dijo...

Jajaja asii hay Gusmar tu cuando no siempre me haces sentir bien saludos

Gusmar Sosa dijo...

Saludos recibidos amiga!!! Espero que todo esté bien por esos lados!!!

Isa dijo...

¡Vaya Patty!, sí que me has dejado con la boca abierta.Quizá yo no hubiese hecho algo así, bueno, no ahora, puede que cuando joven, pero te felicito.Dejar que el Señor haga lo demás ¡eso es lo importante!,nosotros sólo somos sus manos, ojos, etc.
Besitos.

Patricia Fiorella dijo...

Hola mi linda Isa así es nosotros sólo somos instrumentos suyos él nos puede usar como desee, sólo tenemos que estar dispuesto. Mi estimada Isa veo que tu comentario iba con el 3 Post de he hecho una locura el reencuentro, bueno según este nuevo diseño los comentarios se dejan en la parte superior del post a comentar. saluditos