10 de septiembre de 2008

El cielo aclarece


Horas de mañana, horas de paz,

De rodillas con el rostro bajo y

Tú lo logras levantar, veo el cielo

Veo tu luz, es que tu mano sostiene

Mi rostro.



Es cierto, es cierto viniste por mí

El cielo aclareció y parece que la

Noche oscura y fría desaparece

Por la fuerte prescencia de tu voz



Hablaste!!, me hablaste Sí! te escuche

Que lindo, que hermoso no puedo

Dejar de recordar tu voz retumbando

Mis oidos.



Gracias, Gracias, la luz que atraviesa

Mi ventana me recuerda tu fidelidad

Me recuerda que valió la pena, pasar por

El fuego...oh oh hay un cantico en mi corazón

Pero de donde sale? que lo motiva?



Sólo tu mi amado Maestro, te espere

Y viniste, no fallaste y me hiciste ver

Que estuviste conmigo y estarás conmigo

Porque todavía falta camino por recorrer



Que lindo, que lindo eres Te Amo

Estás a mi lado y yo te sigo aprendiendo

Me enseñas cosas que jamás en mi

Existir imaginé ver y oir.



Te Alabo

6 comentarios:

Luis Penieres dijo...

Orale muy bonito, esta padre tu blog, me estare dando vueltas por aqui, Dios te bendiga!!

Gusmar Sosa dijo...

Wao!!! Què hermosa poesìa, refleja la belleza de tu corazòn... Que bueno que Èl estarà con nosotros en el trayecto que todavìa nos falta por recorrer. Es un alivio recordarlo.

Patricia Fiorella dijo...

Hola Luis un gusto tenerte por aquí ya pasaré a visitarte también Dios te Bendiga

Patricia Fiorella dijo...

Gusmar gracias!! por venir y por tus palabras y si Él estará con nosotros 100pre

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Patty, que lindo poema,me ha encantado.Te dejo un abrazo.

Patricia Fiorella dijo...

Hola amiguita espero todo te haya ido bien saludosss