18 de julio de 2008

El Primer Beso

Con dolores de cabeza, con ganas de vomitar, con fiebre y sin ganas de trabajar...Con sólo 16 años Cot llegaba asì a su oficina en el Centro de Lima, no lo podía creer habia cometido un delito tan grave que seguro ahora Dios no quedrá verla...Sí ese Dios del cual poco conocía, recien se iniciaba en un caminar del cual nadie le había advertido y lo poco que sabía le atemorizaba, él no era cristiano y hacía sólo días que lo conocía, ella sólo era una adolescente apasionada por su carrera que recién iniciaba, pero ahí estaban de pronto el decidió acompañarla hacia otra comisión, ella decidió que era bueno aquel muchacho ya que eso le permitiría llevar otra noticia más a la radio...

En medio de su timidez ella no supuso jamás que aquel chico guapo, sacaría provecho de esa inocencia, un beso al imprevisto, ella no sabía besar, jamás lo había experimentado fueron sólo unos segundos ya que ella rechazó aquella cercanía de labios, lo que hizo fue correr y subir al ascensor, terminada la comisión y luego de hacer la entrevista salio sin que él la pudiera ver...Un miedo tremendo se apoderó de su vida en ese instante: oh que hize!, que he hecho! he pecado! y mi culpa es grande..Nunca podré ser perdonada por lo que hize...Llego tan mal a la oficina que todos pudieron notar su aspecto, ya lágrimas corrian por su rostro.. y sólo una aparente amiga cristiana le dijo:
eso pasa pero no hay nada de que preocuparse no es tan grave...Aquella Cot se quedó con tantas dudas en su cabeza, echa un laberinto lo único que recordaba en su mente era "no os unais en yugo desigual" pero por otro lado "no hay de que preocuparse no has matado a nadie".

Confundida aquella vez no pudo recurrir a aquel que si tenía todas las repuestas por lo que había pasado..fue mayor el temor, y temor equivocado lo que la invadió y no quizo acercarse a Dios, tenía miedo y una mala imagen, creía que aquel sería un Dios castigador, que póco lo conocía, recién se iniciaba y este fue una de las cosas que marco su vida.

Hoy han pasado los años y recuerda hasta con sonrisas este día, y ahora entiende que hubiera pasado si realmente hubiera corrido a Dios..tal vez no hubiera tropezado tantas veces, hoy también reconoce que fue Dios quien a pesar de todo, la guardo y ahora tal vez ya no sea un dolor como de aquel día, pero sólo quería compartirla contigo, tal vez tú estes pasando por algo así y tal vez no haya un líder, un amigo, un pastor, un hermano que te pueda aconsejar correctamente, pero sabes hay Un Dios que es Amigo, que es Pastor, que es Líder, que es Hermano y de Él si encontrarás el consejo Apropiado.

7 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Què manìa la nuestra de alejarnos de Dios cuando Èl es el ùnico que verdaderamente nos espera para decirnos que no hay nada de què preocuparse!!!! Saludos mi amiga. Cuidate.

Patricia Fiorella dijo...

Si que manía amigo que manía, pero asi somos y gracias a la misericorda y gracia es que podemos volver...Amigo ya estoy leyendo la tareita que me dejaste no te preocupes en cuanto pueda te respondo

Brisa Nocturna. dijo...

Uy el primer beso =)....nunca se olvida!.

Por otro lado,los brazos amantes del Señor siempre estaran abiertos para perdonarnos y restaurarnos.

Un saludo Patty.

Gusmar Sosa dijo...

Hola Patty, hola de nuevo, ok! gracias y tranquila que no hay apuros aun, mira te envío un mail este fin de semana respecto a lo que me enviastes, disculpa estas ultimas semanas he debido centrar mi atención en ciertas cosas que golpean de imprevisto. Saludos buena amiga

Patricia Fiorella dijo...

Gracias Brisa por tu saludos y si amiga los brazos amantes del Señor siempre siempre estan abiertos..

Amigo Gusmar entonces espero tu email, ya te estare compartiendo tambièn algunas cosas bendiciones

Carlos Julio dijo...

Lo primero que me viene a la mente es el temor que siente la persona atormentándose de que un caso como este -aunque circunstancial y sin desearlo- haya sucedido.

La idea que Babilonia nos ha puesto, aparte de sus tantas falacias, es que el Dios nuestro es un castigador injusto, cosa que no es así.

Por eso debemos conocerle más a Él como en realidad Es: Un Padre que ama a sus hijitos.

Además el hecho en cuestión de este relato es algo involuntario. Ella no tuvo la culpa. Pero como siempre, nunca nos explicaron correctamente lo que es respeto y reverencia al Señor de los Ejércitos. Por eso ella cería que era pecado. Pero esto dista mucho de serlo.

Bendiciones hermana, desde Ecuador.

Carlos Julio

Patricia Fiorella dijo...

Hola Carlitos es cierto a veces por esa falta de cercanía a Dios y aún apoyo muchos jóvenes son movidos por diferentes circunstancias de un lado a otro, otros por confusiones, otros porque creen que el pecado es mas fuerte etc etc..Pero si aún podemos discernir situaciones así y ser de ayuda a los demás hagámoslo...Un abrazo amigo y gracias por tu comentario