14 de octubre de 2009

Estamos Trabajando

Si vives en Perú o haz tenido la oportunidad de venir durante este año por aquí me darás la razón de que el transito vehicular en la capital limeña es un caos y sobre todo en las horas puntas como 7am, 12pm y 6pm simplemente te puedes pasar hasta horas sentada en el vehiculo sin que este avanze ni diez metros. No es por menospreciar ni nada pero el transito vehicular en mi país nunca se caracterizó por ser el mas ordenado, sobre todo con tanto vehículo improvisado como lo son las ya muy conocidas combis asesinas que hacen subir a más de 30 personas en su interior cuando su capacidad máxima es de 20.
Si de por si el transito no es el mejor aquí, ahora lo es peor aún y por que lo digo, porque aproximadamente ya hace unos 10 meses atrás aproximadamente al municipio limeño y por consiguiente los demás municipios distritales se les ocurrio la gran idea de empezar a trabajar las pistas, es decir mejorarlas, en algunos casos ampliarlas y en otros incluso hacer corredores viales.
La propuesta resulta interesante en cierto modo, sin embargo lo caotico sucede cuando todos trabajan a la vez, la conclusión simple es NO HAY PASE por ningun lado no hay escapatoria y es angustiante, desesperante, estresante, agobiante. Los policias de transito simplemente no se abastecen con tanto conductor que se los quieren comer vivos con tanta mala palabra y versos exaltados que salen de sus bocas y no solo de ellos sino también de los pasajeros y propios transeuntes que intentan cruzar una via. Es común por estos dias encontrarse en cada esquina con letreros que dicen "estamos trabajando".
Hace unos dias fui presa o mejor dicho victima de este caos, aunque comunmente lo soy pero ese dia fue el más fatal de todos porque me tomó más de una hora para solo avanzar unos escasos metros, mi paciencia fue probada al límite, sobre todo cuando sabia que una amiga me esperaba en casa para tener un tiempo de oración y tuvo que esperarme por mas de dos horas, no imaginan la verguenza que pase. Pero ese dia decidí filmar con mi celular algo de este caos que compartire con ustedes. Sin embargo mientras estaba sin escapatoria ese día me acorde de algo que me llevó a escribir este post y es que:
Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar. Jeremías 1:10
Este es el trato de Dios, es que no hay otra forma para que haya un cambio realmente, va ser muchas veces necesario, arrancar, destruir, arruinar, derribar, para recien edificar y plantar, pero que fuerte estas palabras no?, que sin duda trataran con nuestra paciencia, nuestra autosuficiencia y aún nuestro propio orgullo, al decirnos arruinar. Es que seamos conscientes Dios no quiere un trabajo a medias o sólo una fachada bonita el quiere un cambio interior como exterior, y si que duele, cansa, y hasta muchas veces fatiga, estressa y hasta golpea fuerte ese martillo espiritual, pero ten en cuenta que es necesario, recuerda, tú puedes creer que estas bien con lo que tienes o lograste, pero para Dios no es suficiente y de ser necesario el va tener que derribar incluso edificios que parecian estar tan bien hechos en tu vida para tratar con tu caracter.
Ahora la pregunta es, estarás dispuesto a dejarte tratar por este arquitecto y dueño de la obra???, estarás dispuesto a esperar horas, días y meses hasta que estas áres de tu vida sean transformadas??, estarás dispuesto a mantenerte por fé, aún cuando no veas como quedará el trabajo al final??. Son preguntas simples pero que ese dia en ese asiento de bus venian a mi mente para meditarlas. Finalmente pensé, no hay porque temer porque no estaremos solos ya que aquel arquitecto a diferencia de los mortales, nunca duerme y simpre permanece.
Finalmente espero que mi Lima la bella sea aún más bella aún y que ese tráfico se pueda restablecer, aunque lo malo de todo es que mataron muchos arbolitos para ampliar las pistas. Pero que bueno que Dios nustro gran arquitecto no es así.

¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.
Jeremías 18:6

video

2 comentarios:

Isa dijo...

¿Así el tráfico en Perú? ¡Pensé que hablabas de México!, ja,ja,ja.
Saludos.

Patricia Fiorella dijo...

jajaja si asi te terrible mi querida Isa y aun con estas calles rotas es peor, saludos